Descubre cómo afecta el exposoma a tu piel

exposoma

El cuidado de la piel va más allá de los productos que aplicamos externamente. ¿Alguna vez has oído hablar del exposoma? Este término engloba todos los factores externos que pueden influir en la salud y el aspecto de nuestra piel, y entenderlo es fundamental para proteger y mantener una piel radiante y saludable.

En este artículo, te contamos qué es el exposoma, cómo influye en el envejecimiento de la piel y cómo puedes protegerte. Además, te presentaremos nuestro sérum HD NOX 3C con SPF30, diseñado para combatir los efectos del exposoma en tu piel.

¿Qué es el exposoma?

El exposoma es un concepto acuñado por Christopher P. Wild en 2005 que hace referencia a todos los factores externos que pueden afectar a nuestra salud y bienestar, excluyendo los aspectos genéticos. Desde la calidad del aire que respiramos hasta las experiencias emocionales que enfrentamos, el exposoma incorpora todas las interacciones que tenemos con nuestro entorno.

Además, considera los productos químicos con los que entramos en contacto y cómo estos impactan en nuestro cuerpo a lo largo del tiempo. En resumen, el exposoma ofrece una visión global de los factores que nos rodean y nos afectan.

5 factores que influyen en el exposoma a nuestra piel

Para comprender mejor cómo afecta el exposoma a nuestra piel, es importante conocer los principales factores que lo componen. Está en nuestra mano evitar algunos de ellos:

1. Contaminación

El aire que respiramos puede contener partículas dañinas que pueden afectar negativamente a nuestra piel. La contaminación atmosférica, especialmente en entornos urbanos, puede contribuir al envejecimiento prematuro y a la aparición de problemas cutáneos como el acné y la dermatitis.

2. Radiación solar

La exposición prolongada a los rayos UV del sol puede causar daños graves en la piel, como quemaduras solares, manchas oscuras, arrugas y, en casos extremos, cáncer de piel. Es crucial proteger la piel con un protector solar adecuado, como nuestra gama SUNCARE, y evitar la exposición excesiva al sol, especialmente durante las horas centrales del día.

El daño que causa la radiación solar es acumulativo. De hecho, el 80% del daño que apreciamos de adultos se ha ido acumulando durante nuestra infancia y adolescencia. Protegernos desde edades tempranas es un buen consejo. Recientemente, diversos estudios han demostrado que, además de la radiación ultravioleta, otros tipos de luz solar, como la visible o la infrarroja también pueden dañar la piel.

Si quieres conocer más sobre la radiación solar en la piel, te animamos a que accedas a nuestro post→  5 consejos sobre cómo proteger la piel de los rayos UV.

3. Mala alimentación

Una dieta poco saludable puede tener un impacto significativo en la salud de nuestra piel. El consumo excesivo de alimentos procesados, azúcares refinados y grasas saturadas puede contribuir al acné, la inflamación y otros problemas cutáneos.

Por otro lado, una dieta rica en frutas, verduras y nutrientes esenciales puede ayudar a mantener la piel radiante y saludable.

4. Estrés

El estrés emocional es otro de los factores que afectan al exposoma de la piel. Puede desencadenar una serie de reacciones en el cuerpo que afectan directamente a la piel. El aumento de los niveles de cortisol, conocido como la hormona del estrés, puede provocar brotes de acné, inflamación y envejecimiento prematuro de la piel.

Encontrar formas de gestionar el estrés, como practicar la meditación o el yoga, puede ayudar a mantener la piel en óptimas condiciones.

5. Falta de sueño

El sueño es el momento en el que la piel se regenera y se repara a sí misma. La falta de sueño puede conducir a una piel opaca, ojeras, hinchazón y aumento de los signos de envejecimiento. Es importante asegurar un sueño reparador todas las noches para mantener la piel fresca y revitalizada.

Cómo afecta el exposoma al envejecimiento de la piel

El exposoma puede tener un impacto significativo en el proceso de envejecimiento de la piel. La exposición continua a factores como la contaminación, la radiación solar, el tabaco y el estrés puede provocar la aparición prematura de arrugas, líneas finas, manchas oscuras y pérdida de firmeza. Es fundamental tomar medidas para proteger la piel de estos factores que afectan al exposoma de la piel y minimizar su impacto en el envejecimiento cutáneo.

El uso de protectores solares, antioxidantes y una buena higiene son esenciales para reducir los efectos negativos del exposoma de la piel y mantener una apariencia juvenil.

Te puede interesar nuestro post→ Devuelve la firmeza a tu piel.

Descubre nuestro sérum HD NOX3C con SPF30

Para ayudarte a proteger tu piel del daño causado por el exposoma, te presentamos nuestro nuevo sérum HD NOX 3C con SPF30. Ante la pérdida de luminosidad, de elasticidad y firmeza, y la aparición de manchas y arrugas, este sérum logrará recuperar la salud y luz naturales de tu piel.

Formulado con ingredientes antioxidantes, hidratantes y protectores (vitamina C encapsulada, estabilizada y libre, ácido hialurónico, activo antipolución y filtros solares), este sérum combate los efectos del envejecimiento prematuro, hidrata la piel, unifica su tono y la protege de los rayos UV dañinos. No solo previene el fotoenvejecimiento cutáneo, sino que también revierte los daños causados por los radicales libres.

Su fórmula ligera y de rápida absorción lo hace perfecto para el uso diario, proporcionando a tu piel la protección y el cuidado que necesita para mantenerse saludable y radiante.

En resumen, el exposoma juega un papel crucial en la salud y el aspecto de nuestra piel. Entender cómo influye en nuestro día a día y tomar medidas para proteger la piel de sus efectos negativos es esencial para mantenerla radiante y saludable a lo largo del tiempo. Con productos como nuestro nuevo HD NOX3C Sérum SPF30, puedes estar seguro de que estás dando a tu piel el cuidado que se merece.

Otros post

IDIOMA

Newsletter

Suscríbase a nuestro boletín