4 recomendaciones sobre cómo recuperar la firmeza en la piel

como recuperar firmeza en la piel

¿Has notado que tu piel ya no tiene la misma firmeza que hace unos años? La flacidez de la piel, o pérdida de firmeza, es una de las principales preocupaciones cutáneas. Aparece de forma natural con el paso de los años, pero podemos actuar para retrasarla, prevenirla y reducir su impacto. ¿Cómo recuperar la firmeza en la piel? En este artículo, os damos 4 recomendaciones sobre cómo recuperar la firmeza.

¿Se puede recuperar la firmeza y elasticidad en la cara?

Si la flacidez se ha instalado en tu rostro, no desesperes. Podemos ayudarte con algunos consejos y recomendaciones tanto de estilo de vida como de rutina de cuidado de la piel sin cirugía que aumentarán la elasticidad y firmeza de tu piel.

Causas de la flacidez en la piel que debes conocer

Una de las consecuencias del paso del tiempo es la pérdida de firmeza de la piel. Este proceso se da en todo el cuerpo y, de manera especialmente visible, en el rostro. La teoría del triángulo invertido explica gráficamente este proceso: cuando somos jóvenes, a los 20 años aproximadamente, nuestro rostro es un triángulo invertido, pero a los 40 esta figura se da la vuelta. El óvalo facial pierde definición y la mandíbula se redondea.

La flacidez facial tiene su origen en la confluencia de varias causas: disminuye la densidad ósea; los ligamentos faciales se descuelgan y la piel, como consecuencia de lo anterior, pierde elasticidad porque los fibroblastos ya no funcionan a pleno rendimiento.

Esto se traduce no solo en la teoría del triángulo invertido comentada anteriormente y el correspondiente cambio de forma original del rostro, además, que las estructuras óseas, ligamentosas y grasas se desplacen y pierdan fuerza conlleva que aparezcan líneas de expresión y arrugas en el rostro. Otro problema añadido: la retención de líquido puede derivar en el conocido como doble mentón. El peso extra de esta acumulación de agua tira del óvalo facial hacia abajo y propicia ese doble mentón tan antiestético.

Pérdida de elasticidad

Además de la flacidez, la piel pierde elasticidad con los años. La elastosis es un proceso natural que se da debido al paso del tiempo y que consiste en la pérdida de la capacidad de la piel para estirarse y recuperar su forma original.

En resumen, la elastosis es la pérdida de la elasticidad de la piel. Una de sus consecuencias es la aparición de arrugas porque la piel es incapaz de recuperar su posición inicial tras una expresión o gesto facial. Además de ser visible en el rostro, en el cuerpo podemos apreciar este problema alrededor del cuello, en el escote y en la parte posterior de los brazos.

Sobreexposición al sol

La sobreexposición al sol es una de las principales causas de la flacidez en la piel. La radiación solar favorece la generación de radicales libres, que dañan las fibras de la dermis y la debilitan. El colágeno se descompone en la piel y el organismo no lo repone con la misma facilidad. Como consecuencia, la piel pierde firmeza y empieza a descolgarse.

Malos hábitos alimenticios

Una mala nutrición también puede acentuar la flacidez. Las dietas pobres en proteínas disminuyen la masa muscular, fundamental para garantizar la firmeza de la piel.

La flacidez de la piel está vinculada directamente con un déficit en el consumo de frutas y verduras. El exceso de azúcares acelera la destrucción de colágeno. Una piel deshidratada tendrá una epidermis débil, más fina de lo normal, por lo que será más propensa a sufrir flacidez y arrugas.

Recomendaciones sobre cómo recuperar la firmeza de la piel sin cirugía

Para mejorar la firmeza del rostro, como no siempre estamos dispuestos a someternos al bisturí por todos los inconvenientes que puede acarrear, podemos recurrir a tratamientos estéticos no invasivos.

Los nuevos dermocosméticos son ahora más eficaces porque logran alcanzar más profundidad en la piel. Es ahí donde consiguen estimular la actividad de los fibroblastos, encargados de sintetizar colágeno y elastina, cruciales para la buena salud de la matriz dérmica, que ejerce de sostén de la piel. Pero también podemos (y debemos) seguir algunas recomendaciones básicas para recuperar la firmeza en la piel sin recurrir a la cirugía.

  1. Mantén una hidratación y dieta saludable

Para recuperar la firmeza de la piel será necesario llevar una alimentación rica en vitaminas y proteínas. Una dieta saludable debe ser rica en agua -para asegurar una buena hidratación- y en alimentos que aporten vitaminas y antioxidantes, como las hortalizas y frutas como los arándanos, espinacas, naranjas, etc. También es aconsejable incluir en nuestra dieta alimentos ricos en ácidos grasos poliinsaturados, como algunos pescados azules (atún, sardinas) y frutos secos como las nueces y las almendras.

De este modo estimularemos la síntesis de colágeno y elastina, clave para la creación de nuevas fibras y la recuperación de los tejidos dañados.

Te aconsejamos que eches un vistazo a nuestro post: Ácido hialurónico, el mejor hidratante.

  1. Protégete del sol

Una de las acciones preventivas para recuperar la firmeza en la piel es protegernos del sol y de los daños que provoca en nuestra piel. Debemos recurrir a fotoprotectores durante todo el año, no solo en verano, ya que la radiación solar nos afecta los 365 días del año, independientemente de si hace sol o está nublado.

Los fotoprotectores más avanzados no solo protegen de la radiación solar, sino que cuentan con fórmulas pensadas para la protección y prevención del envejecimiento frente a la polución, el estrés y las radiaciones UVB, UVA, IR, VIS y HEV solar y de dispositivos electrónicos.

  1. Emplea una crema revitalizadora

Por supuesto, cuando nos planteamos cómo recuperar firmeza en la piel, una de las mejores formas es emplear una crema revitalizadora que ayude a redefinir, reafirmar y revitalizar el rostro. El objetivo es recuperar su suavidad, elasticidad y firmeza, mantener la hidratación de la piel, mejorar su turgencia y reducir arrugas. ¡Para que puedas sonreír sin arrugas!

  1. Realiza ejercicio de forma regular

Si queremos tensar la piel de la cara, practicar deporte de forma continua ayudará a tonificarla y reafirmarla. El ejercicio más adecuado es aquel dirigido a aumentar la fuerza, como el pilates, que ayuda a que la piel recupere su firmeza. También otro ejemplo es el yoga facial. El deporte te permitirá reafirmar y tonificar tu cuerpo.

Cómo recuperar la firmeza en la piel
Línea REDEFINER para descubrir cómo recuperar la firmeza en la piel

Descubre nuestra gama REDEFINER para recuperar la firmeza en tu piel

Tratar la flacidez supone ser constantes. Estos tratamientos exigen que apliquemos los dermocosméticos a diario si queremos recuperar la firmeza de la piel.

La línea HD REDEFINER está especialmente formulada para reafirmar la piel y devolverle la elasticidad y firmeza propias de su juventud. Sus activos de última generación, como el Biopolímero tensor, la Scutellaria baicalensis, el ácido hialurónico, el aceite de argán y las ceramidas skin-identical, muestran efectos reafirmantes con un incremento de la elastina de hasta un 72,1%, según un estudio elaborado por un instituto científico.

Un tratamiento ideal incluiría HD REDEFINER SÉRUM (gel fluido activador de juventud), HD REDEFINER CONTORNO DE OJOS (mirada revitalizada) y HD REDEFINER CREMA (emulsión lifting revitalizadora).  Juntos conforman una rutina de cuidado reafirmante eficaz y única que te ayudará a descubrir cómo recuperar la firmeza de la piel sin cirugía.

Otros post

IDIOMA

Newsletter

Suscríbase a nuestro boletín