Uno de los mayores miedos de nuestros hijos es sufrir acné. Si, además, coincide con la vuelta al cole, el temor se convierte en pesadilla

El verano es un oasis para el acné. El sol ‘seca’ los granos y mejora el aspecto general de la piel. Es un respiro, al menos temporalmente, porque al final del verano se puede producir un efecto rebote.

¿Por qué ocurre esto? Cuando estamos de vacaciones, la piel mejora y solemos relajar el cuidado facial. Así, a los pocos días de la “vuelta al cole”, suspendemos la asignatura “Cuidados del acné” y éste vuelve a campar a sus anchas.

Pero rebobinemos un poco y vayamos al origen del problema. ¿Cómo se forma el acné?

El acné es el resultado de un encadenamiento de problemas que se acumulan y retroalimentan. Todo surge por un exceso de sebo. Esto desencadena la acumulación de células en la epidermis y, a su vez, la obstrucción de los poros. Así se forman los granos. Ahora bien, si en esta ecuación interviene la bacteria Propionibacterium acnes, estos granos pueden infectarse.

 

Cuidados de la piel con tendencia acneica en adolescentes

Ya sabemos que el acné no afecta únicamente a los adolescentes. De hecho, el acné en adultos es bastante común. Sin embargo, hoy queremos dar una serie de consejos específicos para cuidar la piel grasa y con tendencia acneica en adolescentes, ya que cerca del 80%* lo sufren.

Antes de ponernos con los cuidados, primero hay que evaluar si nuestra piel es efectivamente grasa y con tendencia acneica. Para ello, acudiremos a un especialista de la piel. Su evaluación y diagnóstico es el mejor punto de partida para revertir la situación.

Pero el primer consejo (y el más difícil) es éste: ¡no te toques los granos! Podemos irritar los poros y provocar que se inflamen. Además, este ‘vicio’ aumenta el riesgo de tener cicatrices.

Pasemos a los cuidados. Una buena rutina de cuidado incluirá estos pasos:

  1. LIMPIEZA: en cualquier rutina de cuidado, este paso SIEMPRE debe estar presente, no nos lo podemos saltar. Al limpiar el rostro dos veces al día ayudaremos a evitar que las bacterias proliferen.

Emplearemos una espuma facial que arrastre la suciedad, las impurezas, el exceso de grasa y de células muertas. De este modo, mantendremos los poros limpios. HD DETOXIFIER Espuma es tu producto.

 

    1. La piel se renueva de forma natural cada 28 días aproximadamente. Pero a veces interesa ayudar a este proceso con una exfoliación. Se suele creer que las pieles grasas no pueden exfoliarse, pero es una falsa creencia. Eso sí, seremos cuidadosos y emplearemos productos respetuosos con la piel.  Además, un par de veces a la semana aplicaremos una mascarilla que favorezca la detoxificación y oxigenación de la piel. HD MASK Detox & Oxygen ejercerá una suave exfoliación (contiene ácido salicílico, ideal para este tipo de pieles) y aportará su doble acción detoxificante y oxigenante.

 

  1. HIDRATACIÓN ESPECÍFICA. Más falsos mitos: “Las pieles grasas no necesitan hidratación” Todas las pieles necesitan hidratación, TODAS. Lo único que debemos tener en cuenta es el tipo de piel y sus necesidades. Una piel seca admitirá texturas más densas; en cambio, una piel grasa preferirá texturas más ligeras.  

HD ACNIPURE Gel Control nos aportará hidratación OIL FREE diaria adaptada a la piel grasa con tendencia acneica.

 

  1. CUIDADO FOCAL. ¿Y qué hacemos cuando aparecen los temidos brotes de acné? Para frenar los brotes debemos encontrar soluciones eficaces que ‘vayan al grano’ 😉

HD ACNIPURE Gel Focal reduce hasta un 72% el sebo, minimiza los signos visibles de la piel con tendencia acneica, ayuda a aliviar el enrojecimiento localizado y previene la aparición de las odiosas “marcas”. Un poderoso aliado en esta batalla.

Y un último consejo: sé constante. El acné no va a desaparecer de un día para otro. La constancia es clave para que esta rutina de cuidado sea un éxito y la “Vuelta al cole” no suponga ningún trauma.

* Estudio sociológico sobre el acné realizado en España por el Instituto Gallup